Skip to content

Reportaje de Boda: Anna & Marc

Reportaje de boda

Una boda diferente, con personalidad y en un entorno idílico

En todas las bodas comemos genial, ¡Nos tratáis muy bien! Y la verdad es que nos tenemos que controlar para que en los meses de temporada de bodas no acabemos con unos quilos de más… Pero en la boda de Anna y Marc tuvimos que hacer una excepción… La recordaremos por muchas otras cosas, porque fue preciosa, pero no se nos olvidará nunca lo buenísimo que estaba todo y cuan original fue la comida de su enlace. Empezamos por el principio…

La masia

Anna y Marc se casaron en la MASIA EL FOLLÓ, situada en plena naturaleza en Tagamanent, en la provincia de Barcelona. Y qué os podemos contar de ese lugar, que es peculiar, especial y distinto, y que nos encantó.

Se trata de una Masia antigua, con habitaciones para que os podáis cambiar dentro tanto el novio como la novia, lo cual lo hace absolutamente comodísimo, y os permite además hacer si lo queréis un FIRST TOUCH O FIRST LOOK. Pero es que además de ser cómodo y poder hacer como decimos ese first look, cambiaros en el mismo lugar os da una tranquilidad increíble, no hay desplazamientos, y por tanto posibles contratiempos por tráfico. Todo se concentra en un único lugar y de verdad de verdad de verdad que eso os da una tranquilidad especial.

El día de la boda

La preparación

En primer lugar, empezamos con Marc, quien se cambió con sus amigos y pudimos ver la confianza y gran amistad que les unía. En ese momento, Marc les hizo un regalo muy especial, y por supuestísimo que allí estuvimos para que eso también quedara en el recuerdo. Posteriormente, seguimos con Ana en su preciosa habitación con la butaca roja, que le dio un toque espectacular junto con su ramo y sus labios que iban al mismo son.

Por supuesto, Ana también tuvo ayuda mientras se vestía, allí estuvieron las personas más importantes para ella, y aunque estaba un pelín nerviosa, estamos seguras que estar acompañada de las personas más especiales, la ayudó mucho muchísimo.

Siempre os recomendamos que os acompañen aquellas personas que realmente queréis que estén en cada momento y no hagáis nada por compromiso. No obstante, comentaros que hemos estado en bodas en las que se han juntado muchas, muchísimas personas en el lugar donde se viste el novio o la novia, y realmente os podemos aconsejar que no es necesario que así sea, es mucho mejor, más cómodo, más íntimo y lo disfrutaréis mucho más, si solo está quien queréis y quién necesitéis que realmente esté. Si hay mucha gente, siempre estáis más nerviosos.

Y llegó el momento de casarse

La ceremonia fue una pasada, había mucho feeling. Y es que se dice rápido, pero Anna y Marc fundaron una ONG en África hace años, trabajan con niños allí. Y claro, podéis imaginar que corazón deben tener y cuan queridos son entre los suyos. Incluso, tuvieron un mensaje de todas las personas con quien comparten tantos momentos en África, fue muy pero que muy especial.

Pues bien, después de muchas risas y algunas lágrimas, la ceremonia pasó y nos fuimos con ellos a hacer su minisesión, que fue rodada, ya que habíamos hecho previamente su sesión PREBODA. Es por ello que no los entretuvimos demasiado, tan solo 15 minutos, tiempo suficiente para que los invitados pasaran y se situaran en el aperitivo. El cual estaba totalmente decorado con elementos africanos. El Folló, los ayudó mucho en ese aspecto ya que les dio libertad para decorarlo como ellos quisieron, y no solo eso sino que además en el menú les prepararon varios platos africanos también! Alucinamos 🙂

La exquisita cena

Después del pequeño aperitivo vino la cena, y ahí, waw, ¡nos encanto! Y es que el Folló prepara buffet libre, los comensales están sentados en una sala pero no son servidos, sino que deben levantarse y en la sala contigua hay todo un buffet (os aseguramos espectacularísimo) de cocina tradicional, hecha en casa y de verdad, RIQUÍSIMA para que ellos mismos puedan elegir qué y cuánto quieren comer.

Nosotras dos os aseguramos que nos levantamos unas cuantas veces, jejeje Todo eran platos hechos por ellos allí mismo, y lo mejor…. Los novios no eligen el menú, y diréis ¡¿QUÉEEEEE?! ¡¿Que si vamos al Folló no elegimos nada?! Pues es que os aseguramos que es tan completo y tan bueno (y tan bien presentado), que NO HACE FALTA. Hay de todos los gustos y no falta de nada, y ya os decimos que todos los comensales se levantaron varias veces. (Y la verdad que cada vez que coincidimos con algún fotógrafo o videógrafo que ha ido a ese lugar siempre sale la misma frase ¡Que bueno está todo en el Folló! En fin que parece que nos patrocinen!jaja pero nono, es real 🙂

La fiesta

Además, la fiesta ya empezó en la cena. El hecho que los comensales se muevan por la sala hace también que la boda no tenga parones, y eso es genial, porque es uno de los posibles “errores” que a veces pasan. Todo fue muy ágil, hubo entregas muy especiales, algunas personales y otras relacionadas con su ONG, hubo videos también especiales que hicieron saltar lágrimas. Y finalmente empezó la fiesta! En la parte exterior que queda entre donde se come y donde se cambian, una especie de callejón lleno de lucecitas y muy íntimo.

En definitiva, Anna y Marc, nos acordaremos siempre de vuestra boda, por lo especial que fue, por el feeling que se vivió y por… Si vale sí, y por lo bueno que estaba todo!

¡Felicidades pareja!

Deja un comentario