Skip to content

Fotografías de Boda: Lorena & Jaime

Proveedores de bodas

Fotografías de boda en una masía rodeada de viñedos

¿Qué decir de esta pareja…? Que nos tienen flipadas. El cariño que desprenden, la proximidad, y la relación que nos ha quedado con ellos, nos encanta.

Su día fue muy especial. Lorena es calculadora y tiene muy claro lo que quiere (verdad Lorena 😉 y el día de su boda fue totalmente como ellos quisieron.

Su boda fue en la Masia la Torre del Gall, en Vilafranca del Penedès. Nos encantó el espacio, sobretodo la iluminación que tenían por la noche, los espacios exteriores para el aperitivo… Todo era del tamaño perfecto para la cantidad de invitados que ellos tuvieron. De verdad ¡chapó!

Y claro, todo ello en medio de Viñedos con puesta de sol… Imaginaros la sesión fotográfica de novios… No miramos ningún espacio más que aquél, allí nos fuimos directas una vez terminó la ceremonia y tuvimos un ratito a solas con ellos. Ya casados.

Wedding Planner:

Y es que nada podía quedar mal de ninguna manera, pues la organización del evento la llevó Lazos de Chocolate, y ¡¡¡¿¿¿qué es lo que no queda fantástico cuando lo organizan ellas????!!!!

La organización de la ceremonia, cómo estaba dispuesta y decorada, fue totalmente sorpresa para los novios, lo que nos encantó, la verdad, tener alguna que otra sorpresa el día de la boda, de parte de sus wedding planners seguro que les gustó muchísimo. Y el resto todo al milímitro, organizado al detalle, ¡os las recomendamos mucho!

La masía:

En primer lugar, los preparativos de Lorena fueron en la misma Masia, la habitación tiene unos ventanales para caerse de espaldas y claro, la luz que allí hay es espectacular, quedaron unas fotografías de novia brutales, ya las veréis… A continuación, llegó el momento de la ceremonia, que tuvo lugar en el espacio trasero que hay al cruzar un pequeño puentecito de madera, que conecta con un bosque donde hicieron su ceremonia de enlace, la cuál fue especialmente emotiva. Hubo muchos parlamentos de amigos y familiares, ¡todos quisieron participar! Lo cuál nos hace evidente cuanto amor se respira en su círculo. Incluyendo, incluso, a sus dos perritos, que fueron los encargados de llevaron los anillos, cómo se emocionó Jaime (vaya sorpresa te dio Lorena eh 🙂

Pues bien, después de la ceremonia nos fuimos a los viñedos con ellos a solas para hacer la sesión de pareja, con la luz de atardecer. El tiempo suficiente para que los invitados fueran entrando al aperitivo y pudieran así hacer la entrada con vengalas de colores, que quedó espectacular.

Y nada, después ¡fiesta! Aperitivo, Cena (con un sitting increíblemente bonito). ¡Y fiesta fiesta fiesta!

En resumen, fue un día muy especial, estuvimos muy a gusto y queremos agradeceros una vez más que hayáis contado con nosotras para vuestro gran DÍA.

¡¡¡Muchos besos pareja!!!

Deja un comentario